Los Mandamientos: ¿Que pasaría si…?

Introducción – Iª Parte

Todos sabemos qué son los mandamientos y qué dicen. La sociedad de hoy a través la manipulación de los órganos de “información”, ideologías, modas, etc, nos hace creer que los mandamientos no sirven de nada. Son cosas “viejas” de la “edad mediana” ya no están “de moda” y la mayoría, te toman el pelo si dices que observas los mandamientos porque tienes fe en la Iglesia y en Dios. Pero, si no se entiende algo, no quiere decir que no esté correcto o que sea “antigua”. Y el hecho que los mandamientos sean realmente antiguos no quiere decir que no sean siempre actuales ósea, VERDADEROS, ya que, si lo ponemos así, también no sería actual respirar o comer o beber ya que siempre lo hemos hecho desde “antiguo” y está a la base de nuestro funcionamiento BIOLÓGICO. El problema principal es que no somos solo “biológicos” somos también ESPIRITUALES y PSICOLÓGICOS. Tenemos un cuerpo, una mente y un ESPÍRITU. Todos estos aspectos tienen precisos funcionamientos. Como nuestro aspecto biológico necesita comer, beber, respirar y defecar, así el aspecto psicológico y espiritual necesita INFORMACIONES correctas para poder funcionar y desarrollarse de forma armónica y no auto-destructiva. Para intentar explicar el valor inestimable de los mandamientos (que se han vuelto 12 con los últimos dos que nos dijo Jesús, y que tratan del Amor verdadero) quisiera escribir una serie de artículos sobre ellos analizándoles “al revés” de como usualmente se hace. Esto con la esperanza que las personas tomen conciencia de que no podemos continuar en vivir sin considerar las consecuencias de nuestros pensamientos y acciones. bDS

Comentarios cerrados.