… sigo con el 4º mandamiento: honra a tu padre y a tu madre

(…) El 4º mandamiento se extiende a todas aquellas personas que tienen una responsabilidad menor sobre las que tienen una responsabilidad mayor, pero siempre entendido en el marco de la Verdad que discierne el bien del mal.

Por lo tanto, los alumnos deben respetar a los maestros siempre que los maestros piensen y actúen en la Verdad… En caso contrario, hay el deber moral y ético de luchar democráticamente para defender la Verdad.

Lo mismo con los empleados respecto a los patronos, de los subordinados respecto a sus jefes, de los ciudadanos respecto a su patria, a los que la administran o la gobiernan… Y ahí está el problema hoy en día… que si quien tiene una grande responsabilidad respeto a los demás subalternos  NO SIGUE LA VERDAD DE LAS COSAS, toda la armonía que Dios ha pensado para nosotros seres humanos aquí en la Tierra, para vivir EN PAZ y PROSPERIDAD, se va al garete.

TENEMOS QUE VOLVER A LA VERDAD sin miedo porque procedemos de la Verdad y funcionamos bien sólo en la Verdad. Las perversiones son MENTIRAS ORGANIZADAS en contra del ser humano que siguen la corriente de sus vicios más extremo y destructivos; puede ser el dinero como el sexo usados de forma desordenada pero siempre de vicios se trata. El secreto está en el ENTENDER (y por lo tanto RAZONAR) cual es la forma correcta para ‘funcionar’ bien. Donde están los límites, cual es el fin natural de cada cosa, por qué existen y cual es la forma para no ser controlados por ellos puesto que cualquier cosa puede convertirse, para nosotros seres humanos, como una droga, dejándonos adicción y, por lo tanto, impedir procesar correctamente las informaciones. bDS

Comentarios cerrados.