VOLVER A LA ESCUELA DE JESÚS – I.D.F.-

Uno de los rasgos más característicos de Jesús es que es el Maestro. Sus actuaciones, el estilo de su enseñanza, sus parábolas, la concreción de sus dichos, la seriedad de sus llamamientos a un cambio de vida, la compasión hacia las personas a las que trata… son rasgos de un camino para aprender un nuevo estilo de vida.

Para compartir su propuesta de vida en plenitud, hemos de ponernos a caminar tras sus huellas, cuyo fruto se mostrará en gestos concretos de amor a Dios y a los hermanos. En grupo, haremos una lectura orante del Evangelio (Lectio Divina) con todas sus consecuencias para la vida, acompañados de la sabiduría que la Iglesia ha ido gestando en el tiempo: su Doctrina Social. Educar: encuentro de libertades se desarrolla en cuatro catequesis que nos introducen en el modo como Jesús educó a sus discípulos.

Por el camino hacia Emaús, Jesús se puso a enseñarles muchas cosas. Desafiados por el entorno actual, se nos llama a vivir hoy la experiencia de Emaús y a compartir «en el camino» la presencia de Dios en medio de nosotros. Se nos llama a acompañar. En el camino de nuestra vida Jesús siempre nos acompaña. ¿Cómo acompañamos nosotros?

En la segunda etapa, el Maestro nos hablará del amor. Este tema central en el cine, la canción o la literatura es un tema de actualidad. Hablamos de pasión, de amor materno, del amor de pareja, del amor de amistad… El amor es aquello que nos hace sentirnos vivos. ¿Crees que todos decimos lo mismo cuando usamos la palabra «amor»? ¿Qué significa amar de verdad? ¿Es fácil amar?

De camino de Jerusalen a Jericó, Jesús nos contará la parábola del Buen Samaritano. En aquel tiempo los samaritanos eran mal vistos: se decía que no formaban parte del pueblo de Dios. A pesar de esto, Jesús lo pone como ejemplo y modelo para los demás. ¿Hay prejuicios en nuestra comunidad contra grupos de personas? ¿Amamos como el Buen Samaritano? ¿Conocemos a alguien que no va a la Iglesia pero vive en sintonía con el Evangelio? Ya junto al mar de Galilea, reflexionaremos sobre la vocación de los primeros discípulos de Jesús y sobre nuestra propia vocación tal y como lo hicieron Simón, Andrés, Santiago y Juan.

A veces nos pensamos que «tener vocación» es cosa de «curas y monjas», como si a los demás Jesús no nos llamara. ¿Te sientes tú también llamado por Jesús? ¿A qué te llama? La Vicaría para la Evangelización y Transmisión de la Fe del Arzobispado de Valencia presenta un trienio de formación para adultos en la fe: Volver a la escuela de Jesús (2017-2020). Con sus primeros discípulos, Jesús no para. Siempre está andando: en la playa, en el camino, en la montaña, al desierto, en la sinagoga, a las casas, en los pueblos. Por toda Galilea va contagiando el entusiasmo por el Reino. ¡Es el entusiasmo de los inicios!

A ese momento queremos volver, regresar a Galilea. Allí lo veremos. Es la invitación a recuperar y renovar nuestra adhesión al Evangelio, fundamento de nuestra alegría. Es tiempo de «salir, caminar, sembrar siempre de nuevo» (papa Francisco. La alegría del Evangelio, 21).

 

 

Comentarios cerrados.