Área Liturgía – Conocer más los ritos y los gestos en la Liturgía

Las reverencias

Son gestos corporales del celebrante, los ministros o de los fieles en general que expresan, según a quien se dirijan, adoración, veneración o respeto; así el altar y el libro de los Evangelios se veneran con el beso; el sacerdote hace genuflexión al Santísimo Sacramento después de la elevación del pan consagrado y del cáliz y antes de la comunión. La inclinación de cabeza se hace cuando se nombran las tres divinas Personas a la vez, a los nombres de Jesús, de María y del Santo en cuyo honor se celebra la liturgia. La inclinación del cuerpo, o inclinación profunda, se hace : al altar (al llegar ante él o al retirarse, y cuando se pasa ante él), a la cruz y al Evangeliario antes y después de incensarlos y, en el Credo, a la mención de la Encarnación del Señor.


El Niño Jesús

Desde tiempos muy antiguos los católicos han honrado su santa infancia, considerando esta edad de Jesucristo como una maravilla de inocencia y amabilidad como destacó modernamente santa Teresa del Niño Jesús ; su desnudez ha sido también muestra de su naturaleza humana. Desde la Edad Media, los franciscanos como san Francisco de Asís y san Antonio de Padua extendieron esta devoción y sus imágenes, lo mismo que hicieron más tarde otros santos y santas como san Cayetano, san Juan de la Cruz y santa Teresa de Jesús. En las iglesias es frecuente encontrar representaciones del Niño Jesús, además de en los Nacimientos, a veces incluso en las puertas de los sagrarios.

Comentarios cerrados.