Gr. Liturgia – El Santo de la Semana: San Estanislao – La cincuentena pascual

San Estanislao nació el 26 de julio del año 1036 en Polonia. Sus padres eran nobles; había vivido mucho tiempo sin hijos, hasta que Dios les concedió a Estanislao, en respuesta a sus oraciones, por lo que consagraron a Dios a su hijo desde el día de su nacimiento.

Fue ordenado sacerdote por Mons. Lamberto Zula, Obispo de Cracovia, quien lo hizo canónigo de la catedral y más tarde lo nombró predicador y archidiácono suyo. La elocuencia y el ejemplo del joven sacerdote produjeron grandes frutos de reforma de costumbres entre sus penitentes, clérigos y laicos.

A la muerte de Mons. Zula, el santo fue consagrado Obispo de Cracovia en 1072, siendo un celoso apóstol, infatigable en la predicación, estricto en el mantenimiento de la disciplina y muy cumplido con las visitas pastorales. En aquella época, gobernaba Polonia el rey Boleslao II, monarca de grandes cualidades pero extremadamente disoluto y cruel. Tuvo muchos enfrentamientos con el santo quien fue el único que le hizo frente ante sus injusticias y tiranías. Enfurecido por sus palabras, el monarca hostigó y amenazó al santo lo que motivó que San Estanislao lo excomulgara. Esta decisión encolerizó aún más al rey, enviando a sus soldados a que matasen al Obispo pero al fracasar por intervención divina, el rey lo mató. Felicidades a los que llevan este nombre.

La cincuentena pascual

Los cincuenta días (siete semanas más un día festivo) van desde el Domingo de Resurrección hasta el de Pentecostés y han de ser celebrados con alegría y exultación como si se tratase de un solo y único día festivo, más aún, como un “gran Domingo”. Alegría que se resalta con el canto repetido del Aleluya (en hebreo : Alabad a Yahvé).

Durante este tiempo pascual, los primeros tres domingos narran apariciones del Señor resucitado a los discípulos , luego llega el domingo del Buen Pastor (4º) y los restantes celebran la Ascensión del Señor y preparan para celebrar la venida del Espíritu Santo.

Comentarios cerrados.