EL ACETRE Y EL HISOPO

El hisopo o aspersorio es una varilla de madera o metal dotada en su extremo de una esfera metálica hueca, rellena de un material capaz de retener el agua; también había hisopos terminados en un mechón de crines.

En ciertos momentos de la liturgia, es especial durante las bendiciones, en el rito de la aspersión al comienzo de la Misa dominical, en las exequias y en la liturgia de la Vigilia pascual, el sacerdote sumerge el extremo del hisopo en un recipiente de agua bendita denominado “acetre”, y esparce con él agua sobre las personas u objetos a los que desea bendecir.

Tanto el hisopo como el acetre suelen ser de metal plateado y en ocasiones ricamente repujados.

La palabra “hisopo” viene de un género de plantas , y en el relato de la Pasión se nombra una caña de hisopo con la que se acercó una esponja con vinagre a la boca de Jesús (Jn 10,29)

AREA LITURGIA

 

Comentarios cerrados.