LA CONMIXTIÓN

Se llama conmixtión al gesto que hace el sacerdote antes de la comunión consistente en dejar caer una pequeña partícula del pan consagrado en el cáliz, del latín con-misceo que significa mezclar una cosa con otra. Mientras hace el gesto pronuncia estas palabras “el Cuerpo y a Sangre de nuestro Señor Jesucristo, unidos en este cáliz, sean para nosotros alimento de vida eterna”.

Es un rito antiquísimo relacionado con la comunión bajo las dos especies y con el que se muestra la unidad vital de la persona de Jesucristo.

LITURGIA

Comentarios cerrados.